Rurality Home en Facebook Rurality Home en Instagram

Inicio >> La Alberca y su entorno >> Senderismo >> Ruta de la cascada del Chorro de Las Batuecas

Rurality Home
Ruta de la cascada del Chorro de Las Batuecas

Ruta de la cascada del Chorro  de Las Batuecas

Ruta de la cascada del Chorro (Parque Natural de Las Batuecas – Sierra de Francia. Salamanca). Dificultad: Moderada. Distancia: 10 kilómetros (ida y vuelta). Duración: 4 horas 45 minutos aproximadamente

Un de las rutas más espectaculares y apasionantes que se pueden realizar en el Parque Natural de Las Batuecas – Sierra de Francia de Salamanca es la cascada del Chorro, una de las más llamativas de esta provincia. Se trata de un recorrido que parte junto al monasterio del Santo Desierto de San José de Las Batuecas y concluye en una bella caída de agua de doce metros en un entorno natural privilegiado. Esta ruta fue una de las primeras que hicimos cuando le cogimos el gusto al senderismo allá por 2010. Diez años después, regresamos en enero de 2020 para redescubrirla. El que quiera disfrutar de todo el esplendor de este parque natural, tiene en la cascada del Chorro de Las Batuecas una visita obligada. Quedará asombrado por la belleza de un paisaje que cautiva a salmantinos y foráneos.

Monasterio de Las Batuecas, a vista de dron desde el mirador de San José
Monasterio de Las Batuecas, a vista de dron desde el mirador de San José

Antes de comenzar la ruta hay que tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, y lo más importante, la belleza del Chorro está íntimamente ligada a que haya sido un año de lluvias o nieve, de lo contrario la cascada no tendrá demasiada espectacularidad. En segundo, el trayecto está sólo señalizado en su primer tramo hasta la desviación del conocido como “Canchal de las cabras pintadas” del que luego hablaremos. A partir de ahí, habrá que guiarse por los montoncitos de piedras que han ido colocando los senderistas para no perderse. Creemos que no tiene demasiada dificultad porque, al contrario de lo que sucede en otras rutas, estos montoncitos no generan confusiones y además es un camino bastante frecuentado. Por último, habrá que tener mucho respeto cuando se transite junto al Monasterio de Las Batuecas ya que es un lugar de recogimiento y silencio. Por ello hay dejar el coche en un aparcamiento que hay en la carretera SA-201.

¿CÓMO LLEGAR AL INICIO DE LA RUTA DEL CHORRO?

Para llegar al punto inicial de la ruta hay que tomar la carretera que une La Alberca con la alquería cacereña de Las Mestas, la SA-201. A exactamente 13,6 kilómetros de la bella localidad salmantina sale un camino en una curva muy cerrada que lleva hasta el monasterio del Santo Desierto de San José. Antes estaba permitido entrar con el coche por este acceso para iniciar la ruta directamente desde allí, pero actualmente hay que estacionar en el aparcamiento que se ha habilitado unos metros más adelante al pie de la misma carretera. Hay dos. El primero es para personas con movilidad reducida y autobuses, y el siguiente para el resto.

Para no tener que caminar por la carretera hasta el inicio de la ruta, desde los aparcamientos hay un acceso a una pasarela construida junto al río Batuecas que hace las veces de senda accesible. De esta forma, y acompañados de un anticipo del paisaje que veremos más adelante, caminaremos de forma agradable y segura hasta el monasterio.

Pasarela accesible de Las Batuecas cascada del chorro
Pasarela accesible de Las Batuecas

RUTA DE LA CASCADA DEL CHORRO DE LAS BATUECAS, UNA DE LAS MÁS BELLAS DE SALAMANCA

La ruta de la cascada del Chorro comienza encajonada entre el muro del monasterio y el río Batuecas. Hay que recordar que esta construcción religiosa data de 1599 y está habitada por una pequeña comunidad de Padres Carmelitas Descalzos. Cuenta también con una hospedería para todos aquellos que quieran pasar unos días de tranquilidad absoluta en un ambiente de contemplación.

PEGADOS AL RÍO BATUECAS

Una vez que dejamos atrás el monasterio, el sendero sigue en paralelo al arroyo Batuecas por una zona con abundante vegetación en la que podemos encontrar eucaliptos, nogales, tejos e incluso alguna higuera en el primer tramo. Este inicio del recorrido no debe suponer ningún problema puesto que no dejaremos de ver las marcas blancas y verdes del sendero de pequeño recorrido del “Canchal de las cabras pintadas”.

EL “CANCHAL DE LAS CABRAS PINTADAS”

Pronto veremos que a la derecha aparece una señalización para ascender a un paraje conocido como el “Canchal de las cabras pintadas”. Se trata de un lugar en el que los hombres del Neolítico que habitaron esas tierras dejaron plasmadas en la roca escenas de caza, cabras en manada y arqueros. Son dibujos muy simples que, a pesar de estar protegidos por una valla, se han ido deteriorando por culpa del paso del tiempo y, sobre todo, por la actuación de las vándalos. Un panel explicativo con una imagen nítida de los dibujos originales nos da una idea de cómo estaban elaborados.

Canchal de las cabras pintadas cascada del chorro de las batuecas

Aconsejamos visitar el “Canchal de las cabras pintadas” a la vuelta para no perder tiempo y llegar lo antes posible a la cascada del Chorro y así disfrutar allí de unos minutos de tranquilidad y relax junto al agua cristalina.

CRUCE DEL ARROYO DE LA PALLA Y DEL RÍO BATUECAS

El sendero sigue sin mayor dificultad en paralelo al río Batuecas. Veremos dos desvíos marcados con señales metálicas que indican otras zonas de pinturas rupestres conocidas como el “Canchal de la umbría del Cristo” y el “Canchal del Zarzalón”. Tomaremos a la derecha la dirección de este último. Poco más adelante veremos a nuestra izquierda las ruinas de una antigua majada (pequeña caseta donde se guardaba el ganado y se refugiaban los pastores) y cerca de ella la cueva del Zarzalón que también está protegida con unas rejas. Nosotros preferimos nos desviarnos y seguir caminando en busca del Chorro de Las Batuecas.

Aunque a partir de este momento no volveremos a ver ningún tipo de señalización, la referencia siempre debe ser el río Batuecas que permanecerá siempre a nuestra izquierda. Descenderemos ligeramente para cruzar por unas piedras el arroyo de La Palla, justo en el lugar donde desemboca en el río Batuecas.

Paso del río Batuecas

 

 

 

El sendero comienza a descender ligeramente hasta llegar al pie del río Batuecas. Este punto genera confusión en algunos senderistas porque da la impresión de que el camino muere. Nada más lejos de la realidad. La clave está en cruzar el río Batuecas y tomar el sendero que vemos de inmediato y que comienza a ascender. Desde este lugar contemplaremos una serie de cresterías naturales conocidas como “Las Torres”. ‘Rascacielos’ rocosos esculpidos por el paso del tiempo que forjan el auténtico y genuino paisaje del valle de Las Batuecas. Un lugar que parece hacernos sentir a años luz de cualquier atisbo de civilización.

SUBIDA PARA DIVISAR LA BELLEZA DEL CHORRO DE LAS BATUECAS

En este momento comienza el tramo más duro del recorrido, ya que se inicia una constante subida para alcanzar la cascada del Chorro. A medida que vayamos ascendiendo, las vistas de todo el valle comenzarán a ser espectaculares.

El sonido del agua caer nos indicará que estamos en las proximidades de la cascada, lugar en el que la vegetación es exuberante con predominio de madroños, robles y alisos, entre otras especies. Oculto y con timidez, el Chorro aparece. Doce metros de caída de agua que se vierten en una poza donde parece detenerse el tiempo.

Ante la cascada del Chorro de Las Batuecas

 

Aunque en la zona en la que se ve el Chorro en su plenitud será normal encontrar a otros senderistas reponiendo fuerzas y tomando la merienda, aconsejamos ascender hasta el lugar en el que  empieza a caer el agua. Para ello hay que tomar un pequeño sendero que sale a la derecha de la cascada. En la parte más alta, además de contemplar unas hermosas panorámicas de todo el valle de Las Batuecas, podremos refrescarnos en las cristalinas aguas del regato del Chorro y merendar tranquilamente. La sensación es indescriptible.

Poza de la parte ante de la cascada del Chorro de Las Batuecas

Una vez que hayamos disfrutado de esos momentos de sosiego, será el momento de emprender el regreso por el mismo sendero. A la altura del muro lateral del monasterio, y siempre que tengamos fuerzas, podemos desviarnos a la derecha hacia el mirador de San José. Está señalizado y tan solo hay que pasar por un puente de piedra que cruza el arroyo Cárabo en su desembocadura en el río Batuecas y comenzar a ascender sin pérdida alguna. El mirador ofrece una privilegiada vista del complejo monástico y de gran parte del valle. Un inmejorable colofón.

Vistas desde el mirador de San José
La cascada del Chorro de Las Batuecas es una ruta para todo tipo de senderistas y amantes de la naturaleza que quieran adentrarse en un entorno virginal en el que se aúna la abundante vegetación, el agua y unos espectaculares canchales. Unos ingredientes que hacen de este paraje uno de los más espectaculares de toda la provincia de Salamanca.

Fuente: viajeconpablo.com.

 

 

 

Logo Rurality Home

Reserva sin intermediarios mejor precio y servicio

CONTACTO

INFO

Política de Cookies

Condiciones Generales

Aviso Legal

 

Social: Salamanca Suite Studios en Facebook Salamanca Suite Studios en Instagram Salamanca Suite Studios en YouTube Salamanca Suite Studios en Pinterest Salamanca Suite Studios en Twitter

Diseño Web::internacionalweb

2021 © Ruralityhome | Nº de inscripción en el Registro de Turismo de Castilla y León: 37/0540

Reservar
Uso de Cookies
Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.